PORTADA | CLASIFICADOS | TARIFAS | ARCHIVO | EDICIONES IMPRESAS | FECHAS | PIZARRA | RSS | AGENDA | CONTACTO
Año 13 - Edición Digital - Sábado 20 de Julio de 2019 - Rincón de los Sauces - Neuquén - Patagonia - Argentina
Sociedad | Deportes | Cultura | Policiales | Política | Gremiales | Salud | Humor | Historia | Opinión | Correo Lectores | Editorial
SOCIEDAD   miércoles | 06-04-2016 | 16:52
Estar en forma es posible: Petroleros cubre 85% en Ravenna y Camioneros 80%

La Clínica Máximo Ravenna atiende en Rincón de los Sauces desde hace años, con decenas de pacientes con una significativa mejora de la salud y con exitosos descensos de peso. Hoy el costo mensual para acceder a este tratamiento de primer nivel es mínimo.

Hoy no hay excusas, en Rincón de los Sauces, un equipo de la Clínica Máximo Ravenna regularmente visita la ciudad, para que quienes lo deseen puedan asesorarse y empezar el tratamiento a la brevedad.

El servicio de salud ofrecido por Ravenna comienza con la atención de un médico y de una nutricionista, quienes, de acuerdo a nuestra situación actual de salud nos brindan un plan para llevar adelante un descenso de peso acompañados por un equipo de profesionales como psicólogos, profesores de educación física, entre otros.

Lo importante de este método se basa en el corte, la medida y la distancia. El corte inmediato con los excesos, la medida en la porción, el cuerpo y la ropa; y la distancia entre las comidas y con la comida.
Según explica Ravenna, cuando tratamos la obesidad estamos tratando con un problema de conducta, una adicción o tendencia a comer más de lo necesario. Ser gordo es ser “excesivo” en conducta, en cuerpo, en plato y en talle. Esto, en definitiva, es la adicción: “manotear” más de lo mismo e ignorar como se puede “sacar” de adentro lo propio, lo sano, lo inteligente, lo tranquilizado y lo creativo.

Lo visible es el cuerpo que habla desde su voluptuosidad, pero hay que ir más allá, a las conductas que llevan al exceso a ese cuerpo por la falta de medida. Adelgazar es una gran oportunidad para educar la tolerancia. Lo importante es adelgazar para cambiar los hábitos y no cambiar los hábitos para luego poder adelgazar.

A medida que se desciende de peso, los hábitos se van modificando gracias al estímulo que representa verse bien. El estímulo fundamental es el descenso de peso, porque al sacarnos de encima una mochila pesada podemos pensar más claramente, y esa claridad lleva a no cometer los mismos errores de siempre.

Al cortar con la dependencia a la comida se siente un gran alivio y para Ravenna eso es prioritario, ofreciendo un sistema coherente, contenedor y continuo, pero que confronte con su debilidad.

Se engorda con una conducta excesiva tanto inconsciente como consciente afirman en los grupos de ayuda y se adelgaza con una conducta consciente, con actitud, valoración, aceptando nuestra enfermedad, sin excusas, con orden, atención, organización, compromiso, limite, un objetivo claro, disciplina, tolerancia, perseverancia, paciencia, control, esfuerzo, humildad, responsabilidad, introspección, pero sobre todo “amor propio”.

Lo cierto es que uno puede hablar horas del tema, pero siempre es una decisión personal, un tema de voluntad, de querer sentirse mejor, de empezar a quererse, de pensar en la familia que nos rodea, de disfrutarlos más, y la verdad que… ¿Quién no se vería bien con 20 o 30 kilos menos en unos meses?.

Para informarse y participar de las reuniones contactarse al teléfono 447-0000.
(20160406165201) | Tiempo de lectura 02:34 (514 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Creación del sitio 25/5/2007 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019 - Tiempo: 0.0378 segundos. (7k)